TRABAJO PARA TODOS EN TODO MÉXICO

Para que toda la gente tengamos trabajo es necesario cambiar la estructura económica-política, piramidal a una estructura horizontal donde todos compartamos las oportunidades y beneficios del trabajo y no como sucede ahora, donde unos
pocos son los dueños de todos los negocios y otros pocos políticos los que siempre nos gobiernan, quienes constituyen el vértice superior de la pirámide, quedando todo el resto de la pirámide condenada a ser sus obreros, sus empleados, sus consumidores y súbditos ciudadanos de ese pequeño grupo de privilegiados.

Pero no tienen la culpa ellos, sino nosotros que en lugar de
ayudarnos entre nosotros, tontamente apoyamos a los poderosos.

Si dejamos de ser obreros y empleados y nos convertimos en pequeños empresarios, desde ese momento salimos de la pobreza, iniciando una generación de prosperidad para nosotros, para nuestros hijos y para nuestros nietos. Esta acción traería una consecuencia benéfica: las grandes empresas, al escasear los obreros y empleados, se verán obligadas a pagar altos sueldos, lo cual es lo que se busca, la mejoría económica para todos en general.

Los de abajo, que somos el 90% de la población, somos los obreros que creamos la riqueza y somos los que damos el poder a los políticos, porque somos los obreros de todo lo que se produce, somos los empleados que mueve todo, somos los consumidores del 90% de todo y somos los que les damos el voto a los políticos, sin nosotros, los que hoy son poderosos, no serían nada.

La solución está en nosotros los de abajo, ayudándonos entre
nosotros, creando comunidades de apoyo recíproco, donde tengamos nuestras fábricas, nuestros comercios, nuestros bancos, nuestras telefónicas y nuestros políticos que trabajen para nosotros y no para ellos. Esto es posible lograrlo si todos los de abajo nos unimos.

No se trata de lograr una sociedad igualitaria en riqueza sino en oportunidades, donde todos podamos progresar según nuestro esfuerzo y donde nadie quede marginado porque no tiene las mismas oportunidades que los demás.

Toda comunidad deberá vigilar que cada miembro avance en valores, en riqueza, en sabiduría, en salud y en felicidad. La finalidad de las comunidades de apoyo recíproco es para lograr una sociedad armónica con una vida digna para todos,
sin marginación, sin divisiones, sin ignorancia, sin violencia y
sin carencias graves.

Lograr la unidad de una población es muy difícil, sólo podrá unirse cuando existan motivos de conveniencia, como motivos económicos, políticos, religiosos, culturales, de solidaridad, de identidad, etc.

 

Para dudas, observaciones o inscripción mandar mensaje por WhatsApp al cel. 3314148585

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *